Compartir

El coche del bebé es una de las compras más importantes que realizaremos como padres y que acompañará durante al menos los primeros tres años de vida a nuestro niño.

Cuando vamos en búsqueda de coches de paseo para nuestros bebés debemos tener en cuenta que el uso cotidiano implica una serie de mantenimientos que, aunque parezcan mínimos, van a garantizar la durabilidad del mismo por un largo periodo.

Pero no debes alarmarte por eso, el mantenimiento de un coche de paseo es algo básico y sencillo de realizar y puedes hacerlo por tu cuenta.

Por eso, vamos a dejarte una serie de consejos para que nada se te pase por alto.

Desmonta el coche de tu bebé

El primer paso de mantenimiento será desmontar el coche y separar sus partes para trabajar de forma autónoma. Algunos dicen que los modelos más complejos de desmontar son los coche paragua, pero no es así. Este modelo, tiene la misma simplicidad que el resto a la hora de desarmarse y aquí te lo mostraremos.

  • Toma el coche paraguas, extrae sus ruedas, el capazo y su silla, y si es posible sepáralo del chasis. Así, podrás trabajar con cada parte de modo independiente, accediendo de un modo más sencillo a cada elemento.
  • En cualquier coche paragua para bebés las ruedas se quitan de un modo sencillo para facilitar la limpieza. Y procura además extraer el eje de las ruedas dado que allí suele amontonarse bastante suciedad y eso a la larga dificulta el andar del coche de paseo a la hora de salir a la calle.
  • En un coche paragua reversible, también es importante el tema de la silla, si esta puede extraerse del chasis sería lo ideal, caso contrario deberás conformarte sólo con la extracción de las ruedas.
  • Cómo es la limpieza del coche y su silla.
  • Al momento de empezar a limpiar los coches de paseo, es probable que la parte sobre la cual tengamos que hacer especial énfasis sea su silla.

Si llevamos adelante esa rutina en el coche paraguas al menos una vez al mes, te aseguramos que tu coche de paseo bebé tendrá una larga durabilidad.

También es clave que si sales a realizar una recorrida con el coche paragua reclinable por los senderos de un bosque o a disfrutar de un día en la playa, realices luego una limpieza para evitar que éste se dañe por la tierra, la sal de mar o la arena.

 

Procura la limpieza del chasis y otros componentes del coche

Una vez que separes las partes del coche paragua reclinable tendrás que realizar una limpieza minuciosa de cada uno de los componentes ya que allí está una de las claves principales para su mantenimiento.

La mayor parte de los inconvenientes que surgen en los coches de bebé paraguas está en la suciedad. Para evitar esto, deberás utilizar un paño húmedo y otro seco y repasar cada una de las partes.

Tendrás que hacer énfasis en los recovecos. Ahí es donde suele depositarse una mayor suciedad. Esto lo verás en los pliegues o la zona de las ruedas y el chasis.

En un coche de paseo compacto una gran ayuda para la limpieza es contar con una pequeña aspiradora y un cepillo para acceder a las zonas complejas.

 

Limpia las telas del coche

En lo referido a la limpieza de las telas de un coche de paseo plegable, es importante leer las indicaciones del fabricante dado que las mismas pueden ser diferentes según cada coche.

Generalmente, las telas de un coche de paseo reversible se limpian con una esponja previamente mojada en agua caliente con detergente o con jabón.

Ten en cuenta que un coche de paseo compacto al lavarse de modo frecuente o en profundidad puede ir perdiendo su capa hidrorepelente, esa que ayuda a que las manchas no penetren. Por tal motivo, el mejor consejo, si tienes un coche paragua barato es limpiar suavemente con un paño hasta que la suciedad requiera sólo de un lavado sencillo.

Las únicas partes que podrás lavar con un lavarropas sin inconvenientes son el interior del calpazo y el protector de silla.

 

Lubrica las ruedas del coche

Tras realizar la limpieza de las partes del coche paragua reversible es el momento de lubricar las partes de padecen un fuerte desgaste.

Con un buen spray evitarás que posteriormente se pegue la tierra, a diferencia de lo que ocurre con quienes utilizan spray con aceite como base.

¿Qué zonas debes lubricar de tu coche de paseo reversible? Las movibles como los ejes, los soportes de las ruedas, la amortiguación, los anclajes de la silla, tanto del capazo, y el del portabebé, como así también el sistema de plegado.

Si las partes de tu coche paragua barato se separan, sólo tendrás que tener sumo cuidado de limpiar cada una de las piezas con un trapo seco y quitar todos los restos. En relación a las partes de tela que no puedan desmontarse, habrá que protegerlas para evitar que se manchen con aceite.

 

Algunos consejos finales para cuidar el coche de tu bebé

El mantenimiento general de los coches de bebé paraguas conviene realizarlo cada tres meses, sobre todo si notamos algún inconveniente a la hora de salir a la calle.

Tras unas vacaciones, en las cuales el coche tendrá un uso intensivo, es recomendable que le hagas un mantenimiento general.

Si usas el coche de paseo reversible durante una jornada de lluvia o barro, además de limpiarlo correctamente, tendrás que secarlo bien para que sus ruedas no se oxiden.

Si tu zona de residencia es cercana al mar o fuiste de vacaciones a algún punto turístico costero, lo mejor es que al regresar, hagas una limpieza del coche de paseo plegable con manguera para poder eliminar restos de sal y arena. Es muy importante que hagas esto para eliminar la arena y la sal que pueden deteriorar rápidamente la estructura del coche de paseo bebé.

Compartir
Hola! ¿Necesitas Ayuda?
A %d blogueros les gusta esto: