fbpx
Menú
Compartir

Hoy en día las enfermedades respiratorias van en aumento considerable, siendo las más recurrentes aquellas crónicas, especial-mente en la infancia. La hiperreactividad bronquial se ha definido como un estado de excesiva susceptibilidad de los bronquios para reaccionar frente a distintos estímulos en el tracto respira-torio: contaminantes ambientales, estímulos químicos como medicamentos,una sensibilidad alérgica, o estímulos bacteriológicos. Estos pueden dañar el epitelio respiratorio a causa de la inflamación, pudiendo causar una disminución en el calibre de las vías aéreas.

 

Por Paola Ramírez, NT. en Medicina Biológico Ortomolecular, Diplomada en Homotóxicología y 5LB.

 

La hiperreactividad bronquial también es muy recurrente cuando hay enfermedades del sistema respiratorio, siendo predominante en algunas de carácter crónico como el asma. En este caso ocasiona espasmos bronquiales como tos persistente, presencia de sibilancias, dificultad respiratoria y predominio alérgico con obstrucción nasal. Se manifiesta por el aumento de la secreción de mucosidad a nivel bronquial. En el caso de niños asmáticos,este síntoma irá acompañado de inflamación y edema del epitelio bronquial. Sufrirán bronco constricción (se contraerá la musculatura fina), tendrán dificultades para respirar a causa del estrechamiento de sus vías respiratorias, y síntomas como jadeos y presión torácica.

La hiperreactividad bronquial es una de las alteraciones más características en el asma bronquial, ya que prácticamente todos los asmáticos sintomáticos la presentan. No obstante,es necesario tener presente que este trastorno no es específico, ya que una hiperreactividad bronquial de menor magnitud también puede observarse en individuos normales durante procesos como infecciones respiratorias, rinitis alérgica, tuberculosis y en otras situaciones transitorias.

 

Opciones que sanan

Lo primero que debemos hacer es evitar la hiperreactividad, pero ¿cómo?Bueno, se dice por ahí que“el germen no es nada, sino que el terreno lo es todo”.Lo primero será limpiar el terreno, en este caso nuestro cuerpo, de esta manera evitaremos alergias, sensibilidades extremas e inclinaciones a“caer como pollo” en invierno.Se evitarán factores de riesgo como alergénicos, químicos, humo, aguas y bebidas con gas (fuente de CO2), alimentos refinados por sus componentes alergénicos (preservantes y colorantes químicos), cambios bruscos de temperatura, abrigo en exceso, lugares con poca ventilación, exceso de calefacción y, en el caso de los niños,también la SOBRE PROTECCIÓN DE LOS PADRES. Ese miedo solamente hará de sus niños personas poco seguras y más enfermizas.

 

Hábitos que curan

Nuestro organismo está dotado de una capacidad autocurativa muy poderosa; sólo se manifiesta la enfermedad cuando se juntan factores que impiden el equilibrio y la sani-dad del cuerpo por sí solo. Nosotros tenemos el poder de impedir nuestra intoxicación y la de nuestros hijos,y dejar fluir esta habilidad regeneradora y reparadora que viene desde el nacimiento en nuestros archivos.Para ello, los alimentos son un apoyo básico que no muchos tomamos en cuenta, pero que son la base, el abono de “nuestro terreno”.

 

Alérgenos

En general, los alérgenos alimenticios más comunes son las glucoproteínas (moléculas de azúcar unidas a cadenas de aminoácidos) que se encuentran en pequeñas fracciones del alimento, y que con gran fuerza biológica en porciones incluso mínimas son suficientes para desencadenar síntomas importantes a nivel respira-torio.La mayor cantidad de estas sustancias alergénicas las encontramos en la alimentación refinada. Por esto,simplemente cambiando hábitos alimenticos y de vida usted verá magníficos resultados.Por otro lado, existen alimentos que nos ayudan a dilatar las vías respiratorias y a evitar la inflamación de las mucosas previniendo de esta forma las reacciones alérgicas a los alimentos.

 

 

¿Cuáles son los mejores alimentos para evitar la hiperreactividad bronquial?

 

Aquellos ricos en: Magnesio.Almendras, nueces, semillas de maravilla, cacao amargo,avellanas, pimentón rojo, plátano y espinaca. Quercetina. Cebollas, uva, manzana,pepino de ensalada, etc. Y en un aporte diariamente no menor una Vitamina C de buena calidad en pureza y antioxidantes, que ayudaran a desintoxicar, eliminar mocos, gases y reforzar el mecanismo de defensas del cuerpo fortaleciendo a la vez las vías respiratorias.

 

Piña, arándanos, el fruto de la pasionaria, frutillas, naranjas, moras, kiwi, limones, mandarinas.Una manzana al día por las tardes for-talecerá el sistema respiratorio, en especial los pulmones, y ayudará a menguar ataques de tos y asfixia. Asegúre-se de que su hijo consuma 3 raciones diarias de frutas, también puede ser en jugos naturales.

 

Omega 3.En pescados azules como salmón, jurel atún, sardinas y caballa.Grasas saludables.Aceite de coco y oliva, lecitina, yema de huevo, palta y frutos secos.

 

Considere al menos una vez por semana el consumo de hígado de vacuno,rico en el aminoácido L-carnitina y múltiples vitaminas del complejo B. Legumbres al menos 2 veces por se-mana.

 

Todos los vegetales en especial aquellos de hoja verde como espinaca,acelga, lechugas y rúcula, son ricos en vitaminas y nutrientes que reforzarán las vías respiratorias, las mantendrán limpias de mocos y toxinas, y como además son ricos en fibra, despejarán los intestinos de toxinas y reducirán la hipersensibilidad (alergias).Deberán consumirse (una de ellas al menos) en dos porciones al día (almuerzo y cena).Incluya también zanahoria, tomate,brotes de alfalfa, ajo y cebolla cruda.

 

Hágase el hábito de tomar sol diariamente al menos 20 minutos, esto le aportará grandes cantidades de Vita-mina D.

 

Elimine alimentos refinados altos en preservantes, colorantes y saborizantes artificiales, principalmente tartrazina (E-102) y antioxidantes industriales como BHA y BHT (deberá revisar el etiquetado de ingredientes en los envases). Evite el consumo de comida china, por su gran contenido de glutamato monosódico, un acentuador de sabor con alto factor alergénico.

Reduzca el consumo de sodio industrial (use sal de mar en vez), retire embutidos,conservas de tarro de todo tipo, harinas blancas, lácteos industriales como yogurt, leche líquida y en polvo. Elimine aceites ricos en Omega 6 (girasol, soja,uva, maíz, canola) y reemplácelos por aceite de oliva extra virgen (prensado en frío) o de coco extra virgen.

 

«Tanto la predisposición a enfermarse como muchas alergias, mejoran al cambiar la alimentación.»

 

Zumoterapia Estos zumos deben tomarse a diario por la mañana (en ayunas) y por la tarde (20 minutos antes de la cena).Son una excelente terapia de reconstrucción y limpieza, además de reforzar las defensas y estimular procesos de recuperación. Puede agregar unos 100 ml de agua purificada a aquellos que prepare en juguera.

 

Recetas:

a. 1 puño de espinaca + 1 manzana pequeña + perejil

b. 3 zanahorias + 1 rama entera de apio

c. 3 zanahorias + 1 manzana

d. 1 manzana + aloe vera

 

Suplementación terapéutica

Vitamina C pura de 2.000 a 4.000 mg.

Vitamina E  (proveniente del aceite de germen de trigo prensado en frío, de 2 a 4 ml)

Vitamina D equivalente a 2.000 a 4.000 UI

Magnesio, idealmente citrato u oxalato de 230 a 460 mg

El resto de las vitaminas y minerales necesarios podrá encontrarlos en la misma alimentación, si usted mantiene esta línea de sanidad.   En rojo, (como sugerencia) podrá encontrar las que personalmente uso con mi familia.

 

 

Compartir
LISTA DE COMPRAS
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Abrir chat
Hola! Necesitas Ayuda
A %d blogueros les gusta esto: