Compartir

La lecitina, juega un papel crucial en la comunicación celular, y es un emulsionante que evita que las células se adhieran entre sí. Es un compuesto graso de origen natural, aislado por primera vez en 1846 a partir de una yema de huevo. Hoy en día, la lecitina se extrae de la soja, el girasol, la leche y la semilla de algodón.

Extracto de un artículo por Sneha Sadhwani / Nutricionista y coach de salud

Los beneficios de la lecitina se atribuyen a la presencia de un compuesto llamado “fosfatidilserina”, un fosfolípido que es un componente vital de las membranas celulares en animales y plantas. Una gran cantidad de investigaciones muestra que la lecitina tiene múltiples beneficios para la salud.

Reduce el colesterol alto

Una dieta rica en lecitina aumenta la actividad de la enzima HMG-CoA reductasa, que reduce la síntesis de colesterol en el organismo.

El ácido biliar es una sustancia que se produce a partir del colesterol y es necesaria para la digestión de las grasas. La lecitina aumenta la excreción de ácidos biliares a través de las heces, por lo que el cuerpo usa el colesterol para producir más ácidos biliares para apoyar la digestión adecuada de las grasas. Esto reduce el nivel de colesterol.

Además, la lecitina ayuda a emulsionar las grasas, evitando así su absorción en el organismo. Algunos estudios han informado que la lecitina es capaz de reducir el colesterol LDL “malo” y aumentar la síntesis de colesterol HDL “bueno”, que es beneficioso para el cuerpo y protege el corazón.

Ayuda a la enfermedad de Alzheimer y la demencia

Los fosfolípidos y el ácido fosfatídico, se encuentran en altas concentraciones en las membranas de las células neuronales del cerebro. Una disminución de estos compuestos, se asocia con déficits en las capacidades cognitivas mentales y con deterioro de la memoria. La presencia de fosfolípidos de la lecitina, sin embargo, disminuye el estrés oxidativo en el cerebro y estimula la liberación de neurotransmisores.

Los estudios basados en la investigación, han informado que los fosfolípidos derivados de la lecitina mejoran las funciones cognitivas de los ancianos japoneses. La lecitina, también mejora el aprendizaje en niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Apoya la salud del hígado

La lecitina, juega un papel beneficioso en la protección del hígado contra daños y enfermedades. Previene la cirrosis hepática al reducir la inflamación de las células del hígado.

La ingestión de gránulos de lecitina también aumenta los niveles de colina, lo que a su vez aumenta la actividad enzimática en la descomposición de colágeno en el hígado. Esto reduce la acumulación de colágeno y evita que el hígado se endurezca.

Debido a que la función principal de la lecitina es descomponer y emulsionar la grasa, previene la enfermedad del hígado graso, condición que ocurre debido a la deposición excesiva de grasa en las células del hígado.

Beneficia al sistema cardiovascular

La lecitina es necesaria para el correcto funcionamiento de los nervios y músculos, incluidos los del corazón.

Los estudios han informado que la lecitina es eficaz en la reducción de colesterol LDL “malo”. Demasiado colesterol LDL en la sangre conduce a la formación de placas en las paredes arteriales, lo cual las obstruye interrumpiendo el flujo sanguíneo y aumentando la presión sobre el corazón, debilitándolo y dañándolo.

La lecitina aumenta los niveles sanguíneos de colesterol HDL “bueno”, el cual apoya la función cardíaca y reduce su daño. La lecitina elimina el colesterol malo a través del torrente sanguíneo y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares como aterosclerosis, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Mejora el estado de ánimo

Young woman on field under sunset light

Los estudios han informado, que la lecitina mejora el estado de ánimo al reducir el nivel de estrés mental. La fosfatidilserina presente en la lecitina dificulta la acción de la hormona ACTH, encargada de producir cortisol (hormona del estrés), ejerciendo así un efecto positivo sobre las respuestas emocionales. Por lo tanto, la lecitina se puede utilizar en el tratamiento de trastornos relacionados con el estrés debido a que amortigua su efecto.

Aumenta la función inmunológica

Los suplementos de lecitina, mejoran la función inmunológica al reducir el nivel de inflamación en el cuerpo, y estimular la función de los linfocitos. Un linfocito es un tipo de glóbulo blanco que lucha contra las infecciones y enfermedades.

Un asombroso estudio de investigación, encontró que la lecitina también aumenta la actividad de los macrófagos en un 29%. Los macrófagos son glóbulos blancos que engullen y destruyen desechos, células extrañas y patógenos, que de otro modo causan infecciones y obstaculizan el sistema inmunológico.

Elimina y previene los cálculos biliares

Los cálculos biliares son depósitos de bilis que se forman en la vesícula biliar. La suplementación con lecitina altera la composición de la bilis, descomponiéndola, suavizándola y aumentando su excreción a través de las heces.

  • La lecitina reduce el tamaño de los cálculos biliares.
  • La lecitina ayuda a disolver dichos cálculos.
  • La lecitina reduce el índice litogénico de la bilis, lo que hace que sea menos probable que se formen cálculos biliares.

 Otros beneficios para la salud

La lecitina también es útil para:

  • Trastorno bipolar
  • Ansiedad y depresión
  • Condiciones de piel seca, dermatitis y eccema
  • Problemas digestivos

Fuente: https://www.ayurtimes.com/soy-lecithin-benefits/

Revista Soluciones Nº16 Remedios milagrosos para la salud y la belleza Digital

 

Compartir
Hola! ¿Necesitas Ayuda?
A %d blogueros les gusta esto: